Archivo para julio, 2017

Sombra

image

Tengo un rincón en el alma oscuro, tiñendo de sombra la luz de las palabras.

De mariposas muertas pudriendo la carne de mis entrañas.

Tengo la sangre revuelta y espesa latiendo aletargada. Venas que cosquillean llenas de hormigas taponando cada una de mis heridas.  Pudriendo cicatrices mal curadas perfumadas de muerte.

Tengo latidos arrítmicos cantando a la dulzura de un desvarío y la muerte. Y unos cuencos vacíos de sueños, nublan la mirada que un día fue tu océano.

Suena el chasquido de unos huesos carcomidos en cada paso que tropiezan mis pies llagados.  Y en mi boca dibujan la mueca de una sonrisa unos labios cuarteados y resecos.

Arde la sal que dejaron los besos, todos los que murieron de desencanto.  Busco en el espejo migajas de humanidad, y el reflejo me escupe un cadáver inerte.

Una sombra de humo que resiste disiparse. Una brizna de ascuas lucha por no apagarse.

Tengo un rincón del alma oscuro, donde hacen pozo los ojalás perdidos. Donde hacen lago todas aquellas lágrimas negras vertidas en silencio, por dentro.

Y en su orilla hacen vaivén esas sensaciones que a veces no consigo arrancarme del todo.

Tatuadas bajo la piel como cicatrices invisibles, ajando la inocencia que aún me queda.

Tengo un rincón que me atenaza hasta hacerme silencio. Pequeño pero a veces profundo.  Un rincón en el alma oscuro. Donde clavaron todos sus cuchillos. Donde agrietan la sonrisa que aún brota en mi mirada, desafiando al tiempo.

Tengo un mar de tormentas, y un viento que no cesa de jugar entre mis  manos. Un silencio que ensordece hasta los latidos más desbocados.  Una batalla donde todos ya fueron vencidos, donde sólo quedan huesos quebrados.

Y entre el silencio, y el negro vacío, aún me queda un suspiro alentando bocanadas de esperanza. Un latido pulsando a borbotones sin pauta. Un hilo de ilusión descosida y remendada.

Tengo un rincón del alma oscuro, donde las grietas se filtran buscando aferrarse a las ganas, mientras taponan remiendos de sensaciones dormidas. Tengo un cajón donde habitan aún ojalás desvanecidos.

Y entre dudas y lluvia, brotan de mis manos vacías las ganas de no rendirse, los ahora que no esperan, mientras la mirada se pierde en el infinito, queriendo ver entre mil sombras.

Tengo un hilo de rebeldía cosiendo todos mis rotos. Contradicción de luces que oscilan hasta casi hacerse invisibles, iluminan la penumbra de mis pies descalzos.

Y sobre todo tengo, un corazón insensato que cree que todo puede vencerlo.

 

 

Anuncios

Y parece que es

11219599aab9feceab381d3878ffe817

De tanto reclamar la risa va a parecer que se te han muerto las ganas.

Y es que suena a lo lejos el dulce retumbar de tu voz contra las ventanas empañandas por tu aliento.

Sonrie el viento mientras le abro de par en par mis cristales. Baila mientras se cuela por los resquicios. Y entorno mis parpados llenos de arena pesada, para deslizar hasta el último sus granos, y atiborrados de brisa y sueños, ver sin abrirlos, el color de tu alma.

Va a parecer que se ajaron todas las flores de mis palmas. Piel reseca palpando a ciegas. Y se vuelven mariposas alrededor de tu cuerpo hasta abrazar tus poros.

Va a parecer que volvi tristeza y aspirando despacio sonrio en silencio.